Las autoridades de Indonesia decretaron el alerta máxima

KARANGASEM.- Desde el sábado, Bali está en alerta por la actividad registrada en el volcán Agung, que lleva días rugiendo y liberando una humareda gris. Hoy, ante esta situación, las autoridades indonesias decretaron la alerta máxima en la isla y decidieron evacuar a 100.000 personas amenazadas por el riesgo de erupción.

En fotos: el volcán Agung está a punto de erupcionar en Bali y hay 100 mil evacuados. Foto: AP / Firdia Lisnawati

“Se subió el nivel de alerta por el volcán al máximo”, declaró esta mañana un alto responsable del centro nacional de vulcanología de Indonesia , Gede Suandika. “Se han sentido temblores permanentes”, agregó.

En fotos: el volcán Agung está a punto de erupcionar en Bali y hay 100 mil evacuados. Foto: AFP / Sonny Tumbelaka

Unas 40.000 personas instaladas cerca del volcán ya abandonaron sus viviendas y otras 60.000 tendrán que hacer lo mismo, estimó por su lado la Agencia Nacional de Gestión de Desastres.

En fotos: el volcán Agung está a punto de erupcionar en Bali y hay 100 mil evacuados. Foto: AP / Firdia Lisnawati

“Hemos ampliado la zona de exclusión y el número de personas que serán evacuadas aumentará, pero todavía no tenemos las últimas cifras”, había dicho previamente Sutopo Purwo Nugroho, portavoz de dicha agencia.

Unas 40.000 personas que viven en los alrededores del volcán ya fueron evacuadas. Foto: AP / Firdia Lisnawati

“Lo más importante es seguir nuestras instrucciones y mantener la calma”, añadió. El volcán Agung, cuya última erupción en 1963 causó 1600 muertos, expulsa una humareda gris que ascendía más de 3.000 metros.

Otras 60.000 personas deberán abandonar sus hogares en las próximas horas. Foto: AP / Firdia Lisnawati

La zona de exclusión alrededor del volcán, situado a 75 km de la estación turística de Kuta, fue ampliada a 10 kilómetros a la redonda y se instó a las personas que residen dentro de la misma a evacuarla.

La última erupción del volcán Agung fue en 1963. Foto: Reuters

El aeropuerto internacional de Denpasar, capital de la provincia de Bali, muy frecuentada por los turistas de todo el mundo, fue cerrado.

Los balineses participan en una ceremonia, en la que rezan cerca del Monte Agung con la esperanza de evitar una erupción volcánica. Foto: AFP / Sonny Tumbelaka

El aeropuerto de la isla de Lombok, otro destino muy turístico, al este de Bali, también cerró ayer por la tarde por culpa de las cenizas arrastradas por el viento. Pero hoy por la mañana volvió a abrir.

La columna de humos que larga el volcán alcanza los 3000 metros de altura. Foto: Reuters

Agung, de algo más de 3000 metros de altura, ya había rugido entre agosto y octubre. Más de 144.000 personas tuvieron que ser evacuadas.

Las personas que aún no han sido evacuadas deberán hacerlo en las próximas horas. Foto: AFP / Sonny Tumbelaka

El aeropuerto internacional de Denpasar, capital de la provincia de Bali, muy frecuentada por los turistas de todo el mundo, fue cerrado debido a las altas columnas de humo que lanza el volcán, otros aeropuertos cercanos también fuero cerrados. Foto: Reuters

Un niño con una tablet toma una fotografía del volcán. Foto: AFP / Sonny Tumbelaka

La situación empeora con el correr de las horas, y son cada vez más frecuentes los temblores que está provocando el volcán. Foto: Reuters

Bali es una zona altamente turistica. Foto: Reuters

La columna de humo es cada vez más espesa. Foto: Reuters

Balineses y turistas miran la erupción del volcán. Foto: AFP / Sonny Tumbelaka

Las cenizas están comenzando a caer sobre las playas, los balineses están guardando sus botes para protegerlos. Foto: Reuters

Las cenizas que cayeron sobre éste río convirtieron sus aguas en fango que baja a gran velocidad de la montaña. Foto: Reuters

La zona de exclusión alrededor del volcán, situado a 75 km de la estación turística de Kuta, fue ampliada a 10 kilómetros a la redonda. Foto: Reuters

El aire se ha vuelto tan denso que las personas deben usar barbijos. Foto: Reuters

Se está evaluando ampliar el radio de evacuación. Foto: Reuters

Algunos habitantes siguen con su vida con normalidad y esperan que el volcán no haga erupción. Foto: AFP / Sonny Tumbelaka

Los balineses evacúan las zonas más riesgosas y se llevan consigo las pocas pertenencias que puedan cargar. Foto: Reuters

Las típicas postales de Bali muestran otro paisaje. Foto: Reuters

Source : lanacion.com.ar